• EuroMemorándum 2022
  • La UE en 2022: atrapada entre la crisis del Covid-19 y la guerra de Ucrania

  • 05 Sep 22 Posted under: Covid-19 , Ecología , Paz y Guerra , Transformación Productiva
  • El EuroMemorándum de este año no sólo se centra en el fracaso de la UE en la búsqueda de cooperación multilateral para la pandemia de Covid-19. La invasión de Ucrania por parte de Rusia también marca un punto de inflexión dramático para el propio sistema internacional y, en particular, para el desarrollo político y económico de la UE.

    La pandemia de Covid-19 marcó la pauta del año 2021, como lo hizo del año anterior. El mundo ya ha pasado por tres grandes oleadas de infección por Covid-19 y, en el momento de escribir el EuroMemorándum de este año, una cuarta oleada de infección causada por la nueva variante Ómicron con subvariantes recientemente descubiertas está haciendo estragos en Europa. Covid-19 ha tenido un profundo impacto en las condiciones de vida globales y en la economía europea. Si bien el PIB de la UE se contrajo un 5,9% en 2020, en 2021 el contexto macroeconómico mejoró un poco, ya que todos los Estados miembros volvieron a tener tasas de crecimiento del PIB positivas. No obstante, el empleo y los salarios reales quedaron rezagados con respecto a la evolución de la producción. El desempleo alcanzó un máximo del 8,6% en septiembre de 2020, frente al 7,4% de septiembre de 2019, pero desde entonces inició una tendencia a la baja. Aunque el uso generalizado de los planes de mantenimiento del empleo y otras medidas similares tuvo un efecto amortiguador sobre el desempleo, las pérdidas de ingresos resultantes fueron, sin embargo, significativas. En 2020, la pérdida de ingresos medios del empleo a nivel de la UE se estimó en un -7,2%, con grandes variaciones entre los países y efectos desiguales en los grupos vulnerables. Esta conclusión confirma la pauta general de que la pandemia ha golpeado con distinta fuerza a diferentes regiones y sectores, creando o intensificando las divergencias existentes a lo largo de la UE.

    La UE ha fracasado estrepitosamente en la búsqueda de cooperación multilateral para la pandemia de Covid-19. Los principales estados industrializados, incluida la UE, han caminado en la dirección contraria priorizando el suministro de vacunas a sus propias poblaciones. La ayuda de 1.000 millones de euros de la UE anunciada por Ursula von der Leyen en junio de 2021 para crear capacidad de producción de vacunas en África es, en gran medida, simbólica. Sin embargo, el fracaso de la cooperación multilateral efectiva no se limita a la pandemia del coronavirus, sino que se extiende a otras áreas clave, sin olvidar la importantísima cuestión del clima. La Conferencia de las Partes de la Convención Marco sobre el Cambio Climático (COP 26 del 31 de octubre al 11 de noviembre de 2021 en Glasgow) produjo resultados modestos. El último informe de la IPCC, publicado a finales de febrero de 2022, subraya que si los países no aumentan significativamente sus medidas para luchar contra la crisis climática en los próximos años será imposible cumplir el objetivo clave de limitar el calentamiento global a 1,5°C en el año 2100. Además, hay importantes medidas que consituyen un lavado de cara. Es el caso de la propuesta reciente de la Comisión Europea (CE) de clasificar el gas natural y la energía nuclear como tecnologías verdes de carácter “puente”, lo cual amenaza con impedir cualquier avance sustancial.

    La invasión rusa de Ucrania, iniciada el 24 de febrero de 2022, marca un dramático punto de inflexión para el propio sistema internacional y, en particular, para el desarrollo político y económico de la UE. Las duras sanciones económicas impuestas a Rusia, así como el masivo apoyo militar de EE.UU., la UE y otros países a Ucrania podrían parecer justificados por la flagrante violación del derecho internacional por parte del gobierno ruso. Sin embargo, estas medidas podrían contribuir a una escalada bélica y a exacerbar el riesgo de un conflicto militar total que involucre a los países de la OTAN. Para evitar que este escenario se materialice, es urgente reconsiderar el enfoque de las sanciones y, sobre todo, intensificar los esfuerzos diplomáticos para desescalar el conflicto.

    En términos más generales, la UE debería replantearse su orientación estratégica y resistir el impulso hacia el rearme y la militarización. Frente a una constelación de crisis múltiples y a la emergencia climática, la UE (y, de hecho, la comunidad internacional en general) debe centrar su capital político y económico en la promoción de una cooperación internacional eficaz y en la construcción de la paz.

    Más de 100 economistas y científicos sociales de toda Europa -y de fuera de ella- han declarado su apoyo al nuevo EuroMemorándum (pulsa aquí para ver la lista de firmantes).

    Encuentre el EuroMemo para descargar a la derecha/abajo (versión móvil) en 'Documentos' (inglés, PDF).

    El EuroMemorándum 2022 también está disponible en:

    Alemán: Zwischen Coronakrise und Ukraine-Krieg: Die EU im Jahr 2022

    Los resúmenes del EuroMemorándum también están disponibles en:

    Fránces: Prise entre la crise du Covid-19 et la guerre en Ukraine: l’UE en 2022

    Griego: Παγιδευμένη ανάμεσα στην covid-19 και στον πόλεμο στην Ουκρανία: η ΕΕ το 2022

    Polaco: Kryzys Covid-19 i wojna w Ukrainie: UE w 2022 r. między młotem a kowadłem

    Alemán: Gefangen zwischen der Covid-19 Krise und dem Krieg in der Ukraine: die EU im Jahr 2022

    Italiano: Tra Covid-19 e guerra in Ucraina: l'Unione Europea nel 2022 

    Tabla de contenidos

    1. Introducción
    2. La transición a una economía post-pandémica - El contexto macro
    3. Políticas sociales y de empleo
    4. La guerra en Ucrania y el papel de la UE

    Para más información:

    EuroMemorandum 2021 — A post-Covid 19 global-local agenda for a socio-ecological transformation in Europe


Related articles