• El voto italiano

  • Por Roberto Musacchio | 25 Feb 19 | Posted under: Italia , Elecciones , La Izquierda
  • Análisis de nuestra organización miembro "transform! italia" sobre el paisaje político en Italia.

    Italia llegará a las próximas elecciones europeas con el difícil papel de ser el primero entre los países fundadores de la UE con un gobierno populista.

    De hecho, las fuerzas populistas que lideran al ejecutivo son Lega y el Movimiento de Cinco Estrellas (Movimento 5 Stelle / M5S), partidos muy diferentes entre sí. La Lega, es ahora uno de los partidos más antiguos presentes en el parlamento italiano. Por el contrario, el M5S es un movimiento relativamente reciente. Sus "negocios centrales" y sus electorados también son bastante diferentes. La Liga nació como "Lega Nord" con la idea de dividir a Italia en favor de la parte más rica, mientras que el M5S recibió más votos en el Sur. Sin embargo, ambos crecieron debido a una crítica de las élites y al establishment que, en el caso de M5S, se centra en la llamada casta.

    La Liga, de hecho, se ha relacionado con el establishment italiano muchas veces durante el pasado, ya que había sido un socio de coalición en el gobierno de centro-derecha liderado por Berlusconi. Posteriormente, el partido realizó una transición en su "razón de ser" de Lega Nord a Lega al señalar que el enemigo ya no es Roma, la capital y símbolo de la unidad de la Nación, sino los migrantes.

    Teóricamente, ambos actores no deberían poder permanecer juntos, pero en la práctica, mientras están en el gobierno, combinan sus demandas y, sobre todo, sus electorados se asemejan gradualmente. Lega tiene el liderazgo con sus ataques contra los migrantes y sus políticas neo-corporativas que encajan perfectamente en un marco formado por un neoliberalismo de centro izquierda y centro derecha desde hace 20 años.

    La Lega está mejorando en las urnencuestasas y también en las elecciones locales, en las que el partido funciona junto con la antigua alianza con Berlusconi. El M5S, en cambio, está perdiendo terreno, tanto en las encuestas como en las elecciones. Esto crea tensión, pero por ahora no parece causar un deterioro, ya que ambos partidos necesitan la estabilidad gubernamental. Por otro lado, la oposición de Berlusconi es muy débil, agobiada por el descontento popular de los 20 años anteriores. Su crítica se centra principalmente en la incapacidad de los populistas para gobernar y en el riesgo de ruptura con Europa. Por lo tanto, ciertamente no parece tan eficaz.

    En particular, hay una mayor atención sobre la cuestión europea, debido a que la relación con la UE es uno de los puntos clave de la acción gubernamental y su propaganda. El gobierno populista ha denunciado cualquier ruptura con la UE, y cuando hubo negociaciones sobre el presupuesto nacional junto con Bruselas, el gobierno básicamente se rindió a la voluntad de la UE. Sin embargo, el debate aún sigue siendo intenso antes de las elecciones europeas, en las que el gobierno afirma que "se hará cargo" de Europa. Concretamente, la Lega (que participa en el grupo de la Europa de las Naciones en el Parlamento Europeo) se mueve con la mirada puesta en Orban como punto de encuentro entre el partido popular y la derecha populista.

    El M5S ha estado metido en una confrontación con Francia y Macron, pero incluso eso les crea una gran dificultad en comparación con la Liga, ya que aún no han decidido su propia posición europea.

    El centro-izquierda y la oposición del viejo Berlusconi son débiles y se aferran al pasado y a la defensa de la actual Unión Europea.

    Los candidatos del Partido Demócrata (PD) han firmado un manifiesto proeuropeo que confirma las antiguas alianzas entre socialistas, conservadores y liberales en un frente antipopulista.

    La cuestión europea será central, pero existe el riesgo de que se convierta en un enfrentamiento entre las elites políticas de la corriente dominante y los populistas, ya que estos últimos se favorecerán inicialmente pero al final se comprometerán con la UE.

    Lo que va en contra de esa tendencia son los movimientos sociales motivados en particular por el antirracismo y las movilizaciones contra los actos más odiosos del gobierno. Recientemente, una importante manifestación sindical se valoró como un signo de un nuevo  despertar.

    En el espacio de la izquierda radical, hay una parte que busca un consenso entre los grupos sociales decepcionados con el M5S. De esta manera, existe la posibilidad de crear una lista electoral que se base en la experiencia del Partido de la Izquierda Europea y del grupo GUE/NGL en el Parlamento Europeo.

    Por Roberto Musacchio, miembro de transform! italia

    Traducción: José Luis Martínez Redondo


Related articles