• Ponencia de la antigua MEP y presidenta del GUE/NGL Gabi Zimmer en el seminario de Viena
  • Perspectivas de furturo de la izquierda política en Europa

  • Por Gabi Zimmer | 05 Jul 19 | Posted under: Elecciones , Unión Europea , La Izquierda
  • Encuentra aquí la charla de Gabi Zimmer en el seminario europeo organizado por transform! europe y la Fundación Rosa Luxemburg, del 12 al 14 de junio de 2019, reflejando las nuevas condiciones políticas después de las elecciones europeas.

    Dadas las duras pérdidas de socialdemócratas, conservadores e izquierdistas, uno puede verse tentado a esconderse detrás de una tendencia general: el calentamiento global / desastre climático es visto por muchas personas como un peligro tal que recurren a los Verdes, que por naturaleza se ven obligados a enfrentarlos. El clima y la protección del medio ambiente están conectados. El resultado de las elecciones al Parlamento Europeo revela cuán sin sentido se ha convertido la izquierda en el debate europeo. No es sólo la expresión de un fracaso actual, campañas electorales sin inspiración en varios estados miembros de la UE, mensajes problemáticos, objetivos falsos, luchas internas, fragmentación entre partidos de izquierda, fracciones, movimientos, actores.

    La pérdida de cientos de miles de votantes tiene causas más profundas y es una expresión de fracaso a largo plazo.

     -  Las causas y las consecuencias a largo plazo del fracaso del socialismo de estado en Europa del Este para toda la izquierda en Europa no se han abordado hasta la fecha. No sólo los comunistas y socialistas de Europa del Este y de Alemania Oriental fracasaron en su afirmación de una sociedad alternativa al capitalismo, incluso la Vieja Izquierda de Europa Occidental no sacó conclusiones profundas y no pudo oponerse a su desaparición de facto en las economías más grandes de Europa Occidental con alternativas convincentes. Como resultado, la izquierda en su conjunto difícilmente podría establecer mensajes de futuro, o mejor dicho, cualquier tipo de visión nueva para Europa desde la perspectiva de la izquierda. Hasta el día de hoy, sigue siendo en lo cultural y lingüístico como un fósil del siglo pasado.

    -    Solo unos pocos impulsos emanaron del Partido de la Izquierda Europea y del grupo parlamentario GUE / NGL en el PE para un debate muy necesario sobre objetivos, estrategias e iniciativas comunes. Sólo unos pocos eurodiputados iniciaron una iniciativa para reclamar el Manifiesto de Ventotene. Pidieron a los intelectuales de izquierda de varios estados miembros de la UE que reevalúen el Manifiesto y así iniciar discusiones sobre la pregunta "¿Qué futuro para la UE?". Sí, las iniciativas para organizar Foros en Marsella y el último año en Bilbao fueron importantes primeros pasos. En mi opinión, ahora es el momento de ampliar el espacio, los temas de debate y, por supuesto, los participantes. Sería útil incluir otras fuerzas progresistas y movimientos sociales desde el principio. En términos generales, la izquierda no debatió su visión de otra Europa socialista ni aclaró su relación con la UE. Desde su punto de vista, ¿qué papel debería jugar la UE ante los desafíos globales como la catástrofe climática, el calentamiento global, los flujos migratorios globales y el desarrollo de la sostenibilidad mundial? ¿Cómo sigue la izquierda tratando la globalización? ¿Cómo se desarrolla la relación entre la UE y los estados nacionales, con las regiones y los municipios, con Europa y con el mundo en el que vivimos?

    -    El desastre de la izquierda de Europa, que se refleja en el resultado de las elecciones de la UE, puede describirse mejor con el hecho de que sólo un representante de la República Checa representa a la Izquierda de Europa del Este en el PE. Pero los movimientos en España y Grecia, que surgieron hace unos años a raíz de la crisis financiera mundial, también perdieron el apoyo masivo en el proceso de formación de sus partidos y la participación activa en las estructuras parlamentarias o el trabajo del gobierno. El intento de fundar un movimiento populista más inclinado hacia la izquierda desde dentro de un partido de izquierda, como en Francia, y por lo tanto para ganar puntos, no alcanzó sus propias expectativas. Los partidos comunistas no reformados, con sus mensajes vinculados a los intereses nacionales, su aspecto rancio y la reducción del trabajo de su grupo objetivo, especialmente a los trabajadores industriales, han perdido contacto con nuevos grupos, social y culturalmente diferentes. Los partidos escandinavos de la izquierda verde, que podrían enfrentar los desafíos de manera mucho más consistente que los partidos feministas y ecológicos modernos, continúan teniendo la reputación de rechazar la UE y el euro. Die Linke en Alemania nuevamente encontró difícil llegar a importantes grupos de votantes como los trabajadores industriales, los desempleados y los socialmente excluidos. El partido no pudo expresar cómo quería su crítica a las condiciones existentes en la UE, y tampoco pudo desarrollar una visión del futuro para la Unión Europea desde la izquierda.

    Sólo el Bloco de Esquerda (Portugal), AKEL (Chipre), Left-Wing Alliance de Dinamarca y el PTB (Belgica) fueron capaces de defender sus escaños, o aumentar uno o más escaños o entrar en el Parlamento Europeo.

    Necesitamos ahora un análisis radical y un debate abierto. Lo que es necesario ahora es hablar sobre ¿Cómo podemos enfrentar los desafíos del calentamiento global, el auge de la extrema derecha y nacionalistas? ¿Qué podemos hacer para movilizarnos por la paz y el desarrollo sostenible? ¿Cómo luchar contra la pobreza y la exclusión social, por la democracia de género y contra cualquier tipo de discriminacion? Tenemos que empezar a trabajar no solo para otra Europa, sino para una Europa socialista.

    Nuestros amigos irlandeses del Sinn Féin dijeron que intentan analizar por qué fracasaron en las elecciones. Pero su problema es no saber cuál es el problema. Tienen muchas respuestas diferentes...

    Como dije antes: recibimos ahora la factura por fallar durante mucho tiempo, subestimamos el problema europeo, perdimos estrategias concretas en nuestras campañas electorales, cometimos errores duraderos. Los líderes de algunos partidos de izquierda nacionales y del Partido Europeo también estaban lejos de las campañas electorales organizadas por profesionales. Los votantes pasaron por alto la empatía y la izquierda en Europa trabajó con el corazón y el alma por una visión de izquierda en Europa y por cambiar el equilibrio de poder en favor de las fuerzas de izquierda y progresistas en los estados miembros de la UE. Me gustaría ser muy claro al dirigirme al Partido de la Izquierda Europea: era muy tarde para nominar a cabezas de lista. Entiendo, que hay diferentes posiciones para participar o no. Pero, cuando hay una decisión de pedir a dos camaradas que bajen al infierno y hagan lo mejor en beneficio de los partidos de izquierda, entonces necesitan un mayor apoyo. Necesitan toda nuestra solidaridad, una estrategia clara, una excelente campaña organizada. ¡No fue por nuestros candidatos que la izquierda europea no pudo movilizar a más votantes! ¡Faltaba líderes de PIE en muchos de los eventos, respaldando a nuestros candidatos!

    También aprendimos que no ganaremos si los partidos de la izquierda intentan copiar la política contra la migración. No lograremos que los votantes regresen del ala derecha y los partidos racistas si nos oponemos a nuestro principio de que los derechos humanos son universales e indivisibles. ¡Nunca tenemos el derecho de hacerlo! 

     

    Conclusiones

    1.    Ninguna de las tendencias políticas entre las fuerzas de izquierda en Europa puede reclamar la superioridad en las batallas entre diferentes enfoques de izquierda a la UE, la zona euro y el euro. ta puede ser una nueva oportunidad para una mejor cooperación entre todos nosotros.

    2.   Al perder diez escaños, el GUE / NGL perdió influencia y atractivo para nuevas fuerzas en el PE. Los conservadores intentan construir un "cordón sanitario" dentro del Parlamento Europeo para excluir a los extremistas de la derecha y también a la izquierda radical. El nuevo grupo debe continuar trabajando para una Alianza de fuerzas de izquierda y progresistas.

    3.    El próximo Foro de fuerzas progresistas en Bruselas debería proporcionar nuevas ideas, iniciativas para cambiar la UE y organizar actividades europeas y transnacionales sobre temas de clima, sociales, de género y de paz.

    4.    Necesitamos diferentes espacios y posibilidads para trabajar en estrategias de la izquierda para Europa. Las próximas elecciones se tienen que preparer ya.

     

     

    Traducción: José Luis Martínez Redondo


Related articles