• Informe: XI Conferencia en Memoria de Nicos Poulantzas. Encuentro con Angela Davis
  • "Esta es una era definida por mujeres"

  • Por Angelina Giannopoulou | 31 Jan 18
  • Este año, a Angela Davis, reconocida académica y activista por los derechos civiles, feministas y de los presos, se le pidió pronunciar un discurso en la conferencia anual en memoria del sociólogo político Nicos Poulantzas titulada "Feminismo de la abolición: teorías y prácticas para nuestro tiempo".

    En Atenas, en una sala a rebosar con 600 personas, que resultó ser muy pequeña para una mujer tan increíble, Angela Davis comenzó su conferencia expresando su gratitud. Agradeció a todos los presos políticos griegos que, en 1970-1972, cuando enfrentaba la pena de muerte, se unieron a la lucha de solidaridad internacional para su liberación. La solidaridad internacional, como ella destacó, debe demostrarse hoy ante el pueblo palestino que lucha implacablemente por sus derechos y sus vidas.

    El feminismo de Angela Davis nació a través del marxismo, y a través de la teoría y las luchas colectivas también. Estos dos pasos abrieron el camino para un feminismo que incluye a mujeres pobres y negras, destacándose contra el feminismo blanco y burgués. Ni siquiera es posible hablar de un feminismo blanco, no solo en EE. UU., sino también en Europa. Europa ya no es un continente blanco.

    No pudo evitar mencionar el movimiento Black Lives Matter, para subrayar cómo las mujeres feministas y queer pueden cambiar la naturaleza del liderazgo dentro de un movimiento, convirtiéndolo en una dirección en la que, cuando las vidas de las mujeres negras importan, todas las vidas importan . Durante su discurso, hizo una digresión para compartir con su audiencia la experiencia de su visita al centro social ocupado "City Plaza" en el corazón de Atenas. Ella quedó impresionada por el trabajo de los activistas y los refugiados, que han logrado crear una comunidad igualitaria hasta el momento. Funciona de manera autónoma, cubriendo las necesidades materiales de las personas que luchan por una vida digna lejos de su tierra natal.

    La relación entre racismo y capitalismo

    Angela Davis ha estado estudiando el marxismo toda su vida. Y es a través de esta metodología que ella trata de entender la relación misma entre el racismo y el capitalismo. Lo mismo se aplica al género y su interferencia con la raza y la clase. Lo que el feminismo, nuestro feminismo, busca, entre otras cosas, es analizar la supremacía masculina blanca dentro de la categoría de "clase", dado que el género está constantemente sujeto a raza y clase (y no debemos olvidar otros factores determinantes, como sexualidad y habilidad). Aunque, como ella admitió, no fue posible profundizar en este tema, recalcó la importancia para todos nosotros de continuar analizando los roles cambiantes y los antecedentes de la clase trabajadora. Ella observó todos los pasos importantes que se han tomado a través de las luchas y que no pueden ser interpretados solo por una categoría u otra. Posteriormente, se refirió al movimiento transgénero y a su éxito al exponer el papel de la ideología en la construcción del concepto de normalidad. La normalización del género y la forma en que lo cuestionamos también nos lleva a cuestionar la normalización de otros conceptos, como la permanencia del capitalismo.

    Feminismo de la abolición

    La parte principal de la conferencia de Angela Davis se desarrolló en torno al concepto de feminismo de abolición. Sus primeras palabras fueron para aclarar que el término es completamente irrelevante para la abolición de la prostitución, y que ella definitivamente e indiscutiblemente apoya el derecho de las trabajadoras sexuales a organizarse. La audiencia la aplaudió con entusiasmo. El feminismo de la abolición es el feminismo que abarca la abolición del aparato represivo, como la policía y las prisiones, que han incorporado vestigios del sistema de esclavitud a lo largo de las décadas. Es solo ahora, en el siglo XXI, que estamos intentando abordar algunas de las repercusiones de la esclavitud. Si, por lo tanto, aceptamos el argumento de que el sistema penitenciario es una forma de esclavitud, un esfuerzo para manejar el trabajo negro de manera que reproduzca la institución de la esclavitud, y que la esclavitud no terminó hasta los años 40, cuando el sistema finalmente fue abolido, esto significaría que EE.UU. ha tenido 320 años de esclavitud en comparación con solo 70 años sin esclavitud. Esto nos lleva a las recientes elecciones presidenciales en los Estados Unidos. El llamado de Trump a "hacer que Estados Unidos sea grandioso otra vez" es realmente un llamado para hacer que los Estados Unidos sean viejos, blancos y masculinos. En ese momento, Angela Davis citó al candidato senatorial de Alabama, respaldado por Trump, quien dijo: "Estados Unidos era grandioso en ese momento cuando las familias estaban unidas. Aunque tuvimos esclavitud...".

    Educación como mercancía

    También se refirió a la conexión entre la esclavitud y el capitalismo que da forma a lo que podemos llamar "capitalismo racial". La trata de esclavos ha sido un aspecto importante de la acumulación capitalista y una forma de generar riqueza. Después, al comentar sobre el primer período de globalización, se refirió a las universidades, la educación superior y la naturaleza pública de ellas aquí en Grecia, comparándola con los Estados Unidos. La educación superior en los EE. UU. no solo está mercantilizada, sino que todos estos años de mercantilización han producido una ideología que hace que los estudiantes no puedan pensar que la educación es otra cosa que una mercancía. Continuando con los efectos de la globalización, subrayó que la desindustrialización de la era de la globalización creó comunidades excedentes. Comunidades que ya no tenían los medios para vivir. Estas personas se convirtieron en los reclutas para el desarrollo del complejo industrial de prisiones. Las comunidades objetivo son personas de color. Las prisiones se convirtieron en lugares para albergar a aquellos que ya no podían encontrar un lugar en un mundo capitalista cambiante. Poco después, las prisiones mismas se convirtieron en fuentes de ganancia. Es por eso que, como afirmó, se creó el término "complejo industrial de la prisión" y se ofreció a quienes intentan comprender el papel del castigo en la configuración de las relaciones sociales. El término revela la conexión entre el capitalismo global, el capitalismo racial y el castigo estatal. Esta conexión, y ciertamente lo que se llama el complejo industrial de la prisión, encuentra un significado específico ahora, durante la "crisis de migrantes / refugiados".

    ¿Cómo podemos abordar la violencia sin reproducirla?

    Angela Davis ha estado trabajando en cárceles durante casi toda su vida. Desde el inicio  de su carrera - para apoyar a los presos políticos - hasta el momento actual, para abolir este sistema (la abolición como un llamado a re-imaginar la justicia), uno de los problemas más fundamentales es encontrar nuevas formas de enfrentar el daño. ¿Cómo podemos abordar la violencia sin reproducirla? Pero, por supuesto, el feminismo de la abolición también ha sido objeto de una extensa crítica en nombre de los círculos feministas. Esta crítica parte del reconocimiento de que, especialmente ahora, las mujeres al menos han logrado criminalizar el acoso sexual, la violencia doméstica y de la pareja íntima, y ​​hacer responsables a estos violadores hombres. ¿Qué esperamos de la abolición de este mismo sistema? Angela Davis y las partidarias del feminismo abolicionista hacen un llamado a todas a idear nuevas formas de abordar y hacer frente a la violencia de género. Para este punto preciso, encuentra el feminismo en la abolición una respuesta al "feminismo carcelario", el término que describe la ley y el orden del activismo feminista con el objetivo de utilizar el aparato punitivo del estado para lograr la justicia social para las mujeres. Citando a Beth Richie del libro Arrested Justice: Black women, violence and America's prison nation, "un feminismo que depende de la criminalización no solo leerá el mundo de la violencia de género […], sino que este tipo de feminismo también ayudará a construir un sistema y eso mantendrá el racismo estructural dentro de las cárceles en todo el mundo que tiene un número dramático de personas de las comunidades negras y latinas, del Sur Global y de las comunidades indígenas".

    Una era definida por el ascenso de las mujeres

    Angela Davis se mostró confiada al decir que esta es una era definida por el ascenso de las mujeres. No pudo evitar mencionar la marcha de las mujeres a Washington después de la celebración de Trump, caracterizándola como una de las experiencias que revela cómo hemos llegado al momento histórico en el que un trabajo que se ha realizado durante años ahora está comenzando a producir resultados materiales . Muchos hombres negros dentro del movimiento Black Lives Matter se identifican como feministas y reconocen el feminismo como una metodología de lucha. Cuando las mujeres negras y las mujeres de color se levantan, todo el mundo se levanta. Y cuando las personas se resisten, cuando piden un mundo mejor, nuestra visión encuentra su enfoque. Las luchas de hoy, por lo tanto, son los escalones para las luchas del mañana, permitiendo a las generaciones futuras continuar este trabajo.

    La preservación de la memoria histórica

    Angela Davis concluyó su conferencia diciendo que es precisamente dentro de este marco que todos deberíamos pensar en la lucha palestina. Debemos preservar la memoria histórica, reconociendo que el pueblo palestino nunca se dio por vencido y los consideró, en ese sentido, como un ejemplo inspirador de resistencia para todo el mundo. El anuncio de Trump de que va a reconocer a Jerusalén como la capital de Israel debería recibir una respuesta de todos nosotros en cuanto al empoderamiento y un mayor apoyo para el movimiento Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS).

    Video (inglés)

    El video se puede ver en Griego y pronto en portugués.

    Traducción: José Luis Martínez Redondo