• Desde el interior de Syriza: Reflexiones sobre la nueva situación y los nuevos retos
  • El regreso de la política a Grecia y a Europa

  • Por Yiannis Bournous | 24 Mar 15 | Posted under: Grecia
  •  

    Aprende a nadar, compañero

    Que la marea se va a levantar

    Que la libertad va a pasar por aquí

    (Sergio Godinho, Mare Alta)

    Tenemos un largo período de enfrentamientos por delante

    Con el acuerdo del Eurogrupo no concluye la negociación. Ni siquiera pospone el enfrentamiento. Por el contrario, se abre un nuevo y largo período, lleno de duros enfrentamientos, tanto dentro como fuera de nuestro país; enfrentamientos hasta ahora desconocidos, ya que los anteriores gobiernos pro-austeridad no sólo estaban de acuerdo con las medidas exigidas por  la Troika y por el liderazgo de la UE,  en muchos casos las superaban con la severidad de las medidas de austeridad que elaboraron y aplicaron dichos gobiernos.

    El objetivo básico de la élite europea neoliberal y sus representantes políticos era  - y aún lo es - el atrapamiento de SYRIZA en un marco que no permita constituir una alternativa real frente a la hegemonía neoliberal. Intentaron y continuarán tratando de arrinconar al gobierno griego y a  SYRIZA en una posición claramente defensiva, en la que nos veríamos obligados a tratar solamente de limitar el daño, sin tener la capacidad para implementar nuestras propias iniciativas alternativas.

    Nuestros oponentes formularon todo el marco de la negociación con el fin de llevar al gobierno griego al colapso o a ridiculizarlo. Sin embargo, la postura del gobierno griego arruinó sus planes y desmontó el falso chantaje difundido por círculos griegos y extranjeros que, en caso de que los griegos, expresaran su desacuerdo, nuestro país, según ellos, se colapsaría y se vería obligado a una salida forzada de la zona euro.

    Se ha ganado tiempo

    El hecho de que nos las arreglamos para superar los peligros antes mencionados y ganar así un tiempo crucial es muy importante. Por otra parte, también es muy importante que lográsemos  cancelar todas las medidas de austeridad dolorosas que el gobierno anterior se había comprometido aplicar.

    El Gobierno griego firmó un acuerdo que refleja sustancialmente el hecho de que, de ahora en adelante, cada próximo paso será una parte del enfrentamiento. Este acuerdo está lejos de lo que todos nosotros consideraríamos como ideal. Incluye los obstáculos y restricciones que nos obligan a posponer o reformular una parte de nuestro programa de gobierno popular.

    El retorno de la política

    Sin embargo, el retorno de la política en el primer plano del proceso europeo y las primeras rupturas políticas se produjeron a nivel europeo después de la victoria electoral de SYRIZA, y la postura general del Gobierno griego de salvación social, constituyen signos alentadores para el próximo período. Esta postura específica cambió el marco del debate en toda Europa, la creación, en paralelo, de un movimiento de solidaridad grande, sin precedentes. El refuerzo de la solidaridad de los pueblos de Europa es una prioridad central, por la perspectiva de reforzar las luchas sociales paneuropeas y cambiar la relación de fuerzas en Europa.

    La transparencia con la que el nuevo gobierno actuó en el proceso de negociación constituye otra diferencia cualitativa con respecto a los gobiernos anteriores de Nueva Democracia y PASOK. No tenemos nada que temer, siempre y cuando sigamos hablando con el pueblo griego con sinceridad, tanto sobre las posibilidades como los problemas existentes.

    El dogma TINA se colapsa

    La característica básica que va a determinar el destino de las próximas etapas de la confrontación con nuestros adversarios, es si el gobierno mantiene abierta la ruptura creada contra el dominio total del neoliberalismo. En caso de que en el próximo período logremos victorias más pequeñas o más grandes, los acontecimientos políticos en Europa se acelerarán, ya que el dogma de TINA se ha derrumbado. Si además tenemos en cuenta el parámetro de las elecciones generales en noviembre en España, podemos comprender fácilmente la razón por la cual las fuerzas neoliberales de la UE aumentarán su ofensiva contra nosotros.

    Que los ricos paguen

    Para asumir su responsabilidad histórica, el gobierno griego debe trabajar de inmediato muy duro, con el fin de evitar cualquier imposición de nuevas medidas de austeridad y, al mismo tiempo, mejorar las finanzas públicas haciendo que paguen los ricos. Una primera señal positiva en este sentido es que los fiscales que investigan las listas de depositantes griegos que transfirieron ilegalmente dinero a los bancos extranjeros en Suiza y otros países, ya han bloqueado 404 millones de euros que se encuentran en las cuentas bancarias de 17 depositantes. En paralelo, se nos juzgará por nuestras iniciativas para la democratización del sistema político y la esfera pública, la guerra contra la corrupción y la superación de la crisis humanitaria. El Gobierno ya ha presentado esta semana su primera propuesta de ley, que incluye la electricidad libre (300 Kwh / mes) para los hogares que viven en condiciones de extrema pobreza, el  subsidio para el alquiler de vivienda (70 euros / persona o 220 euros / familia por mes) para 30.000 hogares y el subsidio para la alimentación de los ciudadanos que también viven en condiciones de pobreza extrema.

    Apoyo de la sociedad

    En estos cuatro meses debemos dar pasos decisivos, lo que mejorará nuestra posición en los enfrentamientos en el futuro próximo; y estos pasos se podrán dar, siempre y cuando una gran parte de la sociedad esté decidida a apoyar al gobierno de salvación social y no decida simplemente esperar. La existencia de esta disponibilidad popular sin precedentes tal y como se expresa en las primeras encuestas post-electorales, pero principalmente en las movilizaciones en favor de las demandas del gobierno, constituye un elemento crucial para nuestro partido.

    Hoy, al derrumbarse el dogma de que "todo el mundo es igual" y la política vuelve a ser la forma de cambiar nuestras vidas, nuestro partido debe maximizar su unidad interna, sin que esto signifique la supresión de la diversidad, sino su inclusión en nuestra reflexión colectiva y en la meta común. La crítica y la controversia de opiniones en los procesos de los órganos de toma de decisiones de un partido con distintas tendencias son necesarias, siempre que no pongan en peligro nuestra solidaridad interna o distorsionen nuestras decisiones oficiales.

    SYRIZA ahora debe abrir sus puertas acoger a todas las personas que desean luchar colectivamente y sin egoísmo, con el fin de recuperar su dignidad. Nuestra planificación, nuestros procedimientos y acciones deben reflejar nuestra determinación de crear el "intelectual colectivo" que va a construir una nueva conciencia colectiva en la sociedad griega. Un nuevo concepto de sentido común, sobre la base de la colectividad, la solidaridad y la satisfacción de las necesidades sociales.

    Tal y como dijo recientemente el presidente de SYRIZA, nuestro lema común en este nuevo comienzo debe ser: Menos palabras y más trabajo.


Related articles