• Breve informe
  • Elecciones regionales en la República Checa

  • Por Dagmar Svendová | 12 Oct 16 | Posted under: Europa Central y del Este , República Checa , Elecciones
  • Las elecciones a los consejos regionales en la República Checa se realizaron el 7 y 8 de octubre de 2016 en 13 regiones (excepto Praga)*. En un tercio de las circunscripciones se realizaron junto con las elecciones al senado checo. En general, los resultados muestran una pérdida clara de los dos partidos tradicionales de la izquierda, así como de los partidos tradicionales de la derecha en todo el territorio.

    De acuerdo con la Oficina Estadística Checa (CSU), la participación en las elecciones regionales fue del 34,6 por ciento, un 2,3% menos que en 2012. En la primera ronda de las elecciones para el Senado, la participación fue del 33,5 por ciento. Más de 80 partidos políticos compitieron por los votos, pero sólo 28 de ellos tuvieron éxito y consiguieron escaños en las asambleas regionales de la República Checa.

    El ganador de las elecciones regionales es, sin duda, ANO el partido del ministro de finanzas Andrej Babiš después de haber obtenido el 21,1 por ciento de los votos, haciéndose cargo de nueve de las 13 regiones de la República Checa. Esta fue la primera votación regional en la que participó ANO después de su creación por el multimillonario Babiš en el año 2011 como un movimiento contra la corrupción y con una agenda económica de centro-derecha. Sin embargo vale la pena mencionar que este es el resultado total más bajo para el partido ganador en la historia de las elecciones regionales del país. [1]

    El ČSSD, un partido socialdemócrata de centro izquierda, dirigido por el primer ministro Bohuslav Sobotka y ganador de las últimas elecciones regionales en 2012, logró la segunda posición al obtener el 15,3 por ciento de los votos. Sufrió una pérdida masiva al ganar sólo en dos regiones en comparación con las nueve regiones en las que había ganado en las elecciones anteriores. Sobotka reconoció la derrota, diciendo que era un mensaje para el partido a buscar nuevas ideas programáticas. "Está claro que la gente votó por el cambio en las regiones", dijo.

    La tercera posición fue para el Partido Comunista de Bohemia y Moravia (KSCM) con un 10,6 por ciento. Desafortunadamente, el KSCM ha perdido considerablemente - más de la mitad de sus escaños – en comparación con el resultado de las elecciones anteriores en 2012. Este es, de lejos, su peor resultado de la historia de las elecciones regionales (de acuerdo con la CSU: consiguió en el año 2000 el 21,14%, en 2004 el 19,68%, en 2008 el 15,03% y en 2012 el 20,43% de los votos). Esto fue realmente una sorpresa y un resultado inesperado en estas elecciones ya que el KSCM había gobernado en la legislatura anterior, junto con el ČSSD, en la mayoría de las regiones y, aparentemente, no había señales de que las personas estuvieran descontentas con esa situación. Por otra parte los votantes del KSCM se han caracterizado o percibido siempre como unos votantes disciplinados que asisten a las elecciones y votan a su partido. Este año ha aprendido el partido que esa fidelidad no es eterna.

    El ODS, de centro-derecha obtuvo el 9,4 por ciento. El cuarto fue el KDU - ČSL, un partido democristiano, que también ganó en una región. Por otro lado, el partido derechista TOP 09 cayó significativamente, ya que solo recibió 3,4% de los votos y el líder del Partido Miroslav Kalousek lo atribuyó a la baja participación de los jóvenes votantes.

    Vale la pena mencionar que el SLK, el partido que tiene alcaldes en la Región de Liberec, ganó en la región en la que se presentó.

    A pesar de que pueda ser vista por algunos como una victoria total de ANO, ya que ganó la mayoría de las regiones, sus números absolutos cuentan una historia diferente. ANO ha ganado solo 1/5 de la totalidad de los votos, por tanto, no puede gobernar el país sin encontrar socios de coalición estratégicos. Se puede decir que una actitud de autorregulación de los votantes checos envió una fuerte señal a ANO diciendo "no puedes gobernar solo – mira lo que haces". Esta puede llegar a ser una tarea difícil en las 13 regiones checas, sobre todo después de que los votantes distribuyeran sus votos de forma bastante igualada entre los partidos y movimientos nuevos, establecidos hasta ahora sólo en el ámbito regional. El resultado es una gran fragmentación de los partidos políticos ya que en algunas de las regiones el número de partidos que se eligieron para la asamblea regional casi se duplicó, p. ej. en Moravia del Sur, donde había cinco partidos representados en la asamblea regional en 2012 y ahora hay nueve partidos. Para aumentar la dificultad, la mayor parte de estos recién llegados tienen una orientación de derechas y su programa no está muy claro y es difícil predecir si van a "sobrevivir" a largo plazo.

    Por otro lado si se valora el resultado de los partidos de la coalición gubernamental ČSSD, ANO y KDU-ČSL, que en realidad han logrado un apoyo sustancial de sus votantes - aproximadamente el 43% en juntos - podemos decir que podrían estar bastante satisfechos con el resultado. Sin embargo, un acuerdo sobre coaliciones regionales no va a ser fácil, ya que la coalición gubernamental tiene muchas tensiones internas y hay que añadir que habrá una tendencia de los otros partidos ganadores para superar al partido principal ANO. Por lo tanto, las próximas negociaciones serán interesantes.

    En términos generales podemos decir que estos resultados electorales muestran una pérdida clara de los dos partidos tradicionales de izquierda, así como de los partidos tradicionales de la derecha en toda la República Checa. Hemos visto que para los partidos verdes tampoco han sido unas elecciones exitosas a pesar de que intentan modificar su programa político hacia los partidos verdes de Europa Occidental.

    Si vemos el equilibrio de género de las asambleas regionales recién elegidas observamos que en total se eligieron 137 mujeres a las asambleas regionales en toda la República Checa, un 20,3%, el mejor resultado en la historia de las elecciones regionales. Sin embargo, sólo supone un  crecimiento de 0,4 puntos porcentuales en comparación con las últimas elecciones en 2012. [2]

    ANO ha ganado también en la primera vuelta de las elecciones para 27 de los 81 escaños en el Senado y tenía 14 candidatos en la segunda vuelta que se ha realizado los días 14 y 15 de octubre frente a ocho socialdemócratas (ČSSD) y ocho del KDU - ČSL.

    Vea también los documentos en la derecha (pdf).

     

    Notas:

    * Las asambleas regionales de la República Checa tienen las competencias en sanidad, educación, transporte y otros servicios. En Praga no hubo elecciones, ya que tiene un estatus de ciudad y no de región.

     [1] Los resultados de los partidos ganadores en las anteriores elecciones regionales fueron: en 2000 - ODS con un 23,8%, en 2004 - ODS con un 36,4%, en 2008 - ČSSD con un 35,9% y en  2012 - ČSSD con un 23,5%.

    [2] Los datos se basan en un análisis de Forum 50%http://padesatprocent.cz/.

    Traducción: José Luis Martínez Redondo


Related articles