• Informe
  • Taller Producción y Autogestión

  • Por Roberto Morea | 30 Mar 16 | Posted under: Comunes
  • Activistas e investigadores sociales de toda Europa discutieron las formas concretas para superar la organización capitalista de la producción a través de la autogestión de los trabajadores industriales.

    El taller se realizó en Roma el 11 y 12 de marzo, y fue la segunda reunión en relación con el enfoque temático que transform! europe ‘Commons’. En ella participaron más de 30 investigadores, activistas y trabajadores, protagonistas de diferentes experiencias de autogestión de Grecia, Francia, Inglaterra, Bosnia, Croacia, Serbia, Alemania, Bélgica, Austria, Italia, Estados Unidos y Argentina.

    La reunión tuvo lugar en el espacio de Officine Zero, un símbolo de la lucha de los trabajadores en defensa de los puestos de trabajo. Durante el taller se presentó el primer libro electrónico Commons, con los resultados de la reunión sobre reapropiación social que tuvo lugar en París. Ahora está disponible para su descarga en la web de transform! europe.

    Este evento se llevó a cabo sobre un tema aparentemente no conectado directamente al sistema de la producción ‘Commons’, formas de autogestión en las fábricas, y en general el papel de los procesos sociales que producen el espacio para la reapropiación de las mismas y su producción que se han definido como bienes comunes.

    ¿De qué estamos hablando?

    La reunión de dos días se dividió en cuatro sesiones. En la primera, titulada "¿Sobre qué estamos hablando?" tuvimos intervenciones de Darío Azzellini (Universidad de Linz, Austria), Gianni Rinaldini (Fundación Claudio Sabattini, Italia), Andrés Ruggeri (Universidad de Buenos Aires, Argentina), Theo Karyotis (red de Solidaridad Vio.Me, Grecia), Yannis Barkas (Solidarity4All, Grecia), Marina Sitrin (CUNY, EE.UU.) y Aloscia Castronovo (investigador y miembro de la red de Solidaridad de Officine Zero, Italia).

    La primera sesión fue sobre la descripción de - a partir de la experiencia de fábricas bajo gestión obrera - la relación entre el trabajo y los bienes comunes. Muchas luchas sobre bienes comunes implican la producción en el campo de los productos básicos (energía, agua) o en la agricultura. En todas estas áreas ¿Cuáles podrían ser los criterios que definen un bien común de la producción?

    Comenzamos con la experiencia argentina, con la intervención de Andrés Ruggeri (Universidad de Buenos Aires), que explicó el fenómeno de "fábricas recuperadas", de las cuales en la actualidad hay más de 300 en Argentina. Ruggeri explicó que estos espacios ya no dependen de la crisis económica, sino que constituyen una forma de economía alternativa y se conciben como un espacio de producción cooperativa, en la que se puede desarrollar la defensa del trabajo y las relaciones sociales.

    En Europa, sólo un puñado de empresas se han "recuperado" en este sentido (Grecia: Vio.Me, Italia: RiMaflow y Officine Zero, Francia: La Fabrique du Sud y SCOP TI). Además, hay numerosas empresas que van a la quiebra, donde los empleados están dispuestos a reiniciar como cooperativas de trabajadores: incluso, aunque esto es más bien una compra que una recuperación, en un campo donde lo mejor coexiste con lo peor, este fenómeno muestra la aspiración de los trabajadores por controlar los recursos con el fin de mantener sus puestos de trabajo.

    Por supuesto, estas experiencias no pueden establecer un modelo industrial a gran escala que vaya más allá de la producción en pequeña escala, pero son capaces de representar una crítica al modelo existente, incapaz, en nuestro continente, de garantizar los derechos básicos y los puestos de trabajo.

    Las grandes industrias, como parte de un proceso productivo socializado y, a menudo, organizadas a través del estado, están ahora sujetas a la privatización y la alienación y luego a su cierre definitivo. Estas experiencias, por lo tanto, no sólo representan las formas de resistencia activa de los trabajadores que defienden sus puestos de trabajo, sino que también permiten la experiencia de nuevas formas de producción y la interacción con el espacio de trabajo y con otras personas en este espacio, a menudo trabajadores precarios y activistas de diversos movimientos. La autogestión ofrece una alternativa y un modelo económico diferente que presagia una relación distinta entre las personas y un espacio de cooperación basado en el respeto por el medio ambiente y las relaciones humanas.

    La recuperación no es una parte del pastel

    En la segunda sesión, titulada "La recuperación no es una parte del pastel", intervinieron  Benoit Borrits (Association pour l'Autogestión, Francia), Teodora Kotsaka (Instituto Nicos Poulantzas, Grecia), Nefeli Rea Tzanetakou (ENKLO), Ilektra Bethymouti (Work Medical Center Vio.Me, Grecia), Nina Rajkovic (Organzación para la Iniciativa de los Trabajadores y la Democratización, Croacia), Vida Knezevic y Marko Miletic (Kontekst Collective Machine, Serbia), Emin Eminagic (Universidad Radnicki, Bosnia), Jasmina Husanovic (Workers’ University Tuzla), Emina Busuladizic (DITA experiencia en Tuzla, Bosnia), y Aloscia Castronovo (Officine Zero, Italia).

    Se discutió cómo, en muchos casos, cuando los empleados toman el mando de una empresa, esto sucede en un ambiente duro y económicamente hostil. Muy a menudo, el impulso de autogestionar surge después de una quiebra, a veces como una reacción a la política deliberada de un grupo capitalista de cerrar una fábrica. En este proceso, una interrupción de la actividad y la producción puede resultar en una pérdida de clientes y / o experiencia interna. Esto significa que los trabajadores tendrán dificultades para recuperar los mercados perdidos y ganar nuevos clientes. Por otra parte, las cooperativas de los trabajadores no son percibidas positivamente por el sistema bancario, lo que hace que sea difícil para ellos financiar su negocio.

    ¿Cómo reforzar la formación de la autogestión?

    En la tercera sesión, titulada "¿Cómo reforzar la formación de la autogestión?" hubo intervenciones de Elisabetta Cangelosi (promotor del Intergrupo de los ‘Commons’ en el Parlamento Europeo, Italia), Francine Mestrum (Justicia Social Global, Bélgica), Alan Tuckman (Control Obrero, Reino Unido), Massimo de Angelis (profesor de economía en la Universidad de East London, Reino Unido), Yannis Barkas (Solidarity4All, Grecia), Elisa Gigliarelli (Officine Zero, Italia), y Orestis Varkarolis (Red de Cooperativas de Trabajo, Grecia).

    Durante esta sesión se discutió cómo las cooperativas de los trabajadores no son ni una empresa verdaderamente autogestionada, ni su producción realmente un bien común. Más bien, esta forma de organización es una forma intermedia, que tiene sus raíces en la propiedad privada, incluso si se rompen algunas reglas del capital: Sólo los miembros de la cooperativa pueden votar, no todos los trabajadores. Al mismo tiempo, como se ha puesto de relieve por varios autores, las cooperativas de los trabajadores tienen que encontrar un mercado para sobrevivir, por lo que estas empresas se parecen a sus competidores capitalistas. Durante años, los usuarios de las cooperativas se han visto como una solución a este problema, pero parece que no están buscando la transformación de estas experiencias, por ejemplo en Italia, donde el movimiento cooperativo, nacido en los años 90, no ha evolucionado de acuerdo con el propósito inicial y, a menudo sufren la infiltración criminal y el uso de los peores métodos contra los trabajadores. Más recientemente, las cooperativas de diferentes agrupaciones (trabajadores, usuarios, inversores ...) han sido puesta a punto, pero eso tampoco parece ser una solución.

    ¡Hacia una estrategia de ofensiva!

    En la sesión final, titulada "¡Hacia una estrategia de ofensiva!" intervinieron los ponentes Chantal Delmas (Espaces Marx, Francia), Anna Curcio (Universidad de Bolonia, Italia), Birgit Daiber, Tomasone Federico (Fundación Rosa Luxemburgo, oficina de Bruselas), Benoit Borrits (Association pour l'Autogestión, Francia), Alessandro Splendori (Officine Zero, Italia).

    Las intervenciones se referían a la cuestión de cómo, hoy en día, las adquisiciones de compañías de trabajadores siempre se llevan a cabo desde una posición defensiva: Para salvar puestos de trabajo. Sin embargo, estas recuperaciones demuestran que trabajar sin jefes y accionistas no es una utopía. Además, las cooperativas de trabajadores son más resistentes que otras empresas, y, en promedio tienen un mayor éxito. Esto presenta una posibilidad inmediata de pasar por alto el capitalismo. Por lo tanto, hay que ver estas adquisiciones como una manera práctica para deshacerse de las empresas capitalistas. Pero la pregunta sigue siendo: ¿Cómo pasar de un modo defensivo a una ofensiva para acabar con el capitalismo?

    Resumen

    En cada sesión, las intervenciones dieron lugar a un debate abierto y, especialmente útil para el futuro, el fortalecimiento de las relaciones entre las diferentes experiencias europeas y se profundizó en el compromiso de compartir experiencias y opiniones sobre el propósito y el valor de los bienes comunes y más concretamente el mundo del trabajo.

    Uno de los puntos principales que surgieron de los debates del taller de dos días es cómo estas experiencias pueden representar una crítica más amplia de un sistema económico que ha cargado sobre los trabajadores la acumulación del capitalismo globalizado.

    Otro espacio que los ‘Commons’ pueden fortalecer es la lucha contra la fragmentación del mundo laboral, la lucha por una recomposición social capaz de crear una fuerza que pueda contrarrestar el poder financiero. También se aclaró en el transcurso del taller cómo la gestión vertical de mercancías a través de la participación directa de los ciudadanos puede afectar - y redefinir - el papel de los servicios públicos y privados.

    Al final del taller se hizo una propuesta para continuar este diálogo con los representantes del mundo del trabajo, empezando por los sindicatos. Para ello, la idea es tener la siguiente iniciativa de ‘Commons’ en Bruselas.

    Al igual que en el anterior seminario sobre reapropiación social, vamos a recoger las aportaciones de las distintas intervenciones y las publicaremos en un segundo eBook sobre ‘Commons’ en transform!.



Related articles

Comunes