• ‘Europa tiene que cambiar de rumbo’
  • Los primeros ministros de Portugal y Grecia firman una declaración conjunta

  • 19 Apr 16 Posted under: Grecia , Portugal
  • El 11 de de abril, el primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, y el primer ministro de Portugal, António Costa, se reunieron en Atenas para debatir sobre los retos políticos y económicos que afectan a Europa y sus respectivos países, así como la necesidad de formar un frente progresista y la promoción de políticas alternativas para hacer frente a estos desafíos.

    Durante el transcurso de la reunión, los primeros ministros firmaron una declaración común contra las políticas de la UE sobre la austeridad y la migración, y el impacto de estas políticas en la sociedad.

    Después dieron una conferencia de prensa donde ambos líderes tuvieron la oportunidad de responder a preguntas sobre las consecuencias sociales y económicas resultantes de los programas de ajuste (Memorandos), como la pobreza, el desempleo y el aumento drástico de la deuda pública, que ambos países han sufrido.

    Estas cuestiones también se incluyeron en la declaración conjunta. En cuanto a las políticas de austeridad de Europa, la declaración afirma:

    “Nosotros, como primeros ministros de dos países con una experiencia política similar en el contexto de sus respectivos programas de ajuste, compartimos la convicción de que las políticas de austeridad son erróneas e insuficientes para superar los retos existentes. Seis años después del primer programa de rescate en Europa, podemos afirmar con seguridad que la austeridad por sí sola no está cumpliendo con sus propios términos y ha tenido un impacto social y económico que ha ido mucho más allá de lo que estaba previsto. Estas políticas deben ser revisadas.

    Las políticas de austeridad están manteniendo las economías deprimidas y las sociedades divididas. Ya han reducido significativamente la red de seguridad social que permite el crecimiento equitativo. Están afectando al tejido social a través de unos niveles de desempleo inaceptables, en particular, el desempleo de larga duración entre los jóvenes y las mujeres, generando altos niveles de pobreza y exclusión social. Pero tampoco reducen los niveles de los coeficientes de la deuda. Con el aumento de la pobreza y la desigualdad, nuestros países y Europa se enfrentan ahora a un largo período de estancamiento económico".

    Los primeros ministros también respondieron a preguntas sobre la crisis de los refugiados y la respuesta desunida de Europa, especialmente visible por el cierre de las fronteras de ciertos miembros, así como en su negación a participar en esquemas de reubicación de refugiados. El primer ministro Costa alabó a su homólogo griego, así como al pueblo griego, por sus esfuerzos ejemplares con los miles de refugiados atrapados en Grecia, y destacó la necesidad de que Europa siga el ejemplo de Grecia. El primer ministro Tsipras le dio las gracias por su compromiso con reubicar a los refugiados a Portugal.

    Sobre la cuestión de la crisis de los refugiados y la respuesta europea, los líderes señalaron en la declaración conjunta que:

    "Creemos que la construcción de muros y vallas, la aplicación unilateral y no coordinada de las medidas de falta de voluntad para participar en las acciones de común acuerdo, como los planes de reasentamiento y reubicación, socavar la solidaridad europea, así como la gestión humana y eficaz de los flujos migratorios es un grave error.

    Europa debe permanecer abierta para acoger a las personas necesitadas de protección internacional, mediante la sustitución rutas de migración peligrosas e irregulares a través de los procesos legales de reasentamiento de refugiados que ya están en Grecia e Italia. Al mismo tiempo, la UE debe aumentar los esfuerzos para establecer acuerdos de readmisión con los países de origen de los inmigrantes económicos".

    En este contexto, Grecia y Portugal se comprometen a incrementar los esfuerzos conjuntos para la reforma del proceso de Dublín para que los flujos de refugiados se distribuyan de forma equitativa en toda la UE.

     

    Resumiendo sus discusiones anteriores, ambos líderes hicieron hincapié en la necesidad de adoptar un enfoque progresista a los desafíos que afronta Europa, para que beneficien a los pueblos de Europa y haya una mayor cohesión social, siguiendo así los valores de los fundadores de Europa.

    Traducción: José Luis Martínez Redondo


Related articles