• Comentario
  • ¡Volver a tener una Europa grande! El discurso de Juncker sobre el estado de la unión 2018

  • Por Roland Kulke | 28 Sep 18 | Posted under: Unión Europea
  • El 12 de septiembre Juncker, el presidente de la Comisión Europea (COM) y miembro de la familia del Partido Democrático Cristiano, dió su importante discurso sobre el "Estado de la Unión". Incluso si el discurso no es demasiado fascinante, es muy relevante ya que proporciona al COM una orientación estratégica sobre en qué concentrar su trabajo.

    Entonces, ¿cuál era la suposición básica de Juncker? ¡Él tenía buenas noticias para nosotros! Su carta  al Parlamento y al Consejo dice: "Gracias a nuestros esfuerzos conjuntos en los últimos años, hemos logrado dejar atrás la crisis financiera y económica".

    Las malas noticias. No sólo Juncker y sus secuaces creen en esto.

    Todo estaba totalmente dominado por la migración y el asilo que prácticamente solo una arena política se opuso: la política exterior. No pudimos escuchar nada relevante sobre política social, desempleo, desindustrialización, ni siquiera sobre la crisis del euro (lo olvidé, todo se ha resuelto ...). Las políticas ambientales también se mencionaron sólo de pasada. La política exterior se ha desarrollado como el nuevo "faro" para la COM. Los acuerdos comerciales fueron maravillosos, se propondrá un nuevo pacto con África sobre inversión y empleo, y se mencionaron la defensa, la defensa y la defensa.

    En una reunión interna con los Directores de las diferentes áreas de la COM, Juncker se sorprendió de que los medios no hubieran entendido cuál había sido la palabra más importante de su discurso: Uno sólo puede gritar "África". Corre, África, corre! ...

    Apoyando esta visión del PPE, Merkel dijo el mismo día en Berlín "que una solución europea común a la cuestión de la migración era crucial para el futuro de la Unión Europea .... El desafío es incluso mayor que la crisis financiera y del euro que estalló hace diez años ".

    Entonces, la militarización, la fortaleza Europa y el próximo paso de los ataques económicos a África son los grandes temas. Una Europa soberana es tan importante para Juncker que incluso quiere instalar el gobierno de la mayoría en la política exterior. Esta obsesión por el jugador global UE era tan profunda que las propuestas de reforma en la unión económica y monetaria también estaban vinculadas con el papel de la UE en el campo global: "... primero debemos poner en orden nuestra propia casa fortaleciendo nuestro sistema económico y monetario, como ya hemos comenzado a hacer. Sin esto, nos faltarán los medios para fortalecer el papel internacional del euro".

    Pero podemos suponer que no habrá una regla de la mayoría en la política exterior, ya que sería necesario iniciarla a través de la cláusula Passerelle. Aquí, una vez que todos los Estados Miembros deben, por unanimidad, decidir que la regla de la mayoría podría ser posible en un área específica de la política. Esto no sucederá debido a las graves diferencias de intereses en las políticas exteriores de la UE, palabra clave: Rusia. Juncker ofrece algo imposible para los cosmopolitas Macrons y Verhofstadts de la UE, pero invita a los nativos Orbans y Salvinis a implementar sus programas a nivel de la UE, una especie de coalición clandestina.

    El enfoque en la política exterior va perfectamente de la mano con el cambio de Merkel de controlar al BCE (recuerde: todo está bajo control) para tomar el control de la presidencia de la COM, es decir, el eje de las relaciones internacionales y las políticas comerciales.

     

    Aquí puede descargar el discurso en el siguiente debate.

    Traducción: José Luis Martínez Redondo


Related articles

Unión Europea