• La Alianza de Izquierda gana las elecciones parlamentarias en Finlandia

  • Por Jukka Pietiläinen | 18 Apr 19 | Posted under: Finland , Elections
  • La Alianza de Izquierda ganó las elecciones parlamentarias finlandesas por primera vez desde 1995. El Partido Socialdemócrata se convirtió en el partido más votado, pero el Partido Finlandés, populista de extrema derecha, conservó su antiguo apoyo y fue segundo. El parlamento finlandés es ahora más rojo y verde, pero también está más fragmentado.

    En las elecciones parlamentarias del 14 de abril, la Alianza de Izquierda, que también obtuvo votos en las elecciones europeas de 2014 y en las elecciones locales de 2017, consiguió un 8,2% de los votos y 16 de los 200 diputados. La Alianza de Izquierda obtuvo más de 40 000 votos más que en las elecciones generales de 2015. La presidenta del partido, Li Andersson, fue la candidata más popular. Obtuvo 24 404 votos en el distrito del suroeste de Finlandia. Por lo tanto, en toda Finlandia se convirtió en la segunda candidata más votada, sólo por detrás del presidente del Partido Finlandés, Jussi Halla-aho, quien obtuvo 30 527 votos en Helsinki. Entre los 16 parlamentarios de la Alianza de Izquierda, siete entran por primera vez en el parlamento y nueve son mujeres. Especialmente las mujeres jóvenes cuya campaña se centró en la desigualdad, el cambio climático y el medio ambiente, así como en el apoyo a los migrantes obtuvieron buenos resultados. En general, es probable que el número de mujeres en el parlamento sea de 93, que es la cifra más alta en la historia de Finlandia.

    El Partido del Centro que ha encabezado el gobierno desde 2015, tuvo en estas elecciones el peor resultado desde 1917. El primer ministro Juha Sipilä, el candidato más popular en 2015, perdió casi la mitad de sus votos personales y el partido en total obtuvo solo un 13, 8% (-7,3%).

    El populista y derechista Partido Finlandés obtuvo un buen resultado con el 17,5% de los votos y 39 escaños, sólo un poco por detrás del Partido Socialdemócrata que ganó, pero moderadamente después de un período de cuatro años de coalición de la derecha. El SDP obtuvo 40 escaños (+6) y el 17,7% de los votos. A pesar de la victoria, el SDP obtuvo el segundo peor porcentaje en su historia (sólo en 2011 logró un porcentaje peor), mientras que el Partido de la Coalición Nacional de centro-derecha obtuvo el resultado más bajo (17,0%) en más de medio siglo.

    Entre los ganadores también se encuentra la Liga Verde, que obtuvo su mejor resultado en las elecciones parlamentarias, el 11,5% de los votos y 20 diputados (+5). Los partidos pequeños de la izquierda, el Partido Comunista, el Partido Feminista y el Partido Obrero Comunista obtuvieron solo 12 000 votos en total (0,4%).

    Nunca antes en la historia de Finlandia, el partido más votado ha tenido menos del 20% de los votos. El número de mujeres en el parlamento es probablemente de 93, la cifra más alta en la historia de Finlandia.

    Party% of Votes% ChangeMPs totalMP change
    Social Democratic Party17,7+1,240+6
    The Finns17,5-0,239+1
    National Coalition Party17,0-1,238+1
    Centre Right13,8-7,331-18
    Green League11,5+3,020+5
    Left Alliance8,2+1,016+4
    Swedish People's Party4,5-0,390
    Christian Democrats3,9+0,450
    Blue Future1,0+1,000
    Movement Now2,3+2,31+1
    Aland Coalition0,4010
    Others3,2+1,100

     

    La campaña electoral se centró en tres temas: la reforma social y la atención médica que fracasó en el gobierno anterior y, en este marco, los diversos escándalos con las residencias de la tercera edad privadas, la migración y el cambio climático. El Partido Finlandés se posicionó como partido de acción contra el cambio climático, mientras que todos los demás partidos en el parlamento habían firmado una iniciativa para reducir el calentamiento global a 1,5 grados.

    El Partido Socialdemócrata encabezará las conversaciones para lograr una coalición gubernamental. Parece probable que los Verdes estén en el gobierno, pero la coalición Izquierda-Verde está lejos de ser mayoritaria con sus 76 diputados, incluso si se incluyen los partidos centristas más pequeños, el Partido del Pueblo Sueco (10) y los Demócratas Cristianos (5). El gobierno mayoritario necesita la participación de uno de los partidos de derecha. De ellos, el Partido Finlandés es poco probable, el partido del Centro puede sentirse interesado en ir a la oposición después del mal resultado en las elecciones, mientras que la cooperación con el Partido de la Coalición Nacional es problemática para la Alianza de Izquierda. Además, según la reciente decisión del partido, la participación de la Alianza de Izquierda en el gobierno debe ser aprobada por referéndum de sus militantes.

    El apoyo a la Alianza de Izquierda ha crecido de manera lenta pero firme, y la victoria electoral dará un nuevo impulso a la izquierda de Finlandia. Además, las perspectivas para un gobierno de izquierda y verde son buenas, incluso con la participación de la Alianza de Izquierda, por primera vez desde 2014. Cuando el partido abandonó el gobierno debido a los recortes presupuestarios en la seguridad social.

     

    Traducción: José Luis Martínez Redondo


Related articles