• Proyecto de monitoreo para las elecciones al PE
  • Contradicciones europeas a cinco meses de las elecciones al Parlamento Europeo

  • Por Angelina Giannopoulou | 18 Dec 18 | Posted under: Elections , European Union
  • Transform! Europe y todas sus organizaciones miembros y observadoras se han comprometido a crear espacios de diálogo y debates radicales progresistas y ayudar a los partidos afiliados en toda Europa en su trabajo para las elecciones al Parlamento Europeo.

    Una de las huellas más audaces que la crisis económica ha dejado atrás es el tiempo político históricamente condensado. La crisis política de la Unión Europea y el proceso de integración no parecen llegar a su fin, y la inestabilidad política que resulta de la crisis de la representación política da lugar a desarrollos eruptivos que afectan a toda la Unión. Cinco meses antes de las elecciones al Parlamento Europeo, ninguna familia política tiene que presentar un plan estratégico para la Unión Europea que responda a su crisis de identidad y presente un modelo de integración que reconozca las contradicciones y debilidades fundamentales de la Unión al proponer un camino hacia la prosperidad, la justicia social, la solidaridad y la libertad.

    La única fuerza política que parece estar segura y lista para verse más poderosa después de las elecciones al PE, tanto en términos electorales como políticos, es la extrema derecha en toda la UE. Los partidos de extrema derecha y de derecha populista en Italia, Austria, Alemania, Francia, Polonia, Hungría y Suecia han transformado el marco político de la política europea al crear una nueva narrativa populista que se extiende a toda la UE. Incluso en Portugal, donde no tenemos un partido de extrema derecha relevante, una reciente encuesta de opinión [1] muestra que el 27% de los portugueses admiten que potencialmente cambiarían su voto si surgiera un nuevo partido para hablar en contra de la inmigración ilegal y la corrupción. Paralelamente, en Grecia, Amanecer Dorado, un partido abiertamente neofascista, actualmente en los juzgados acusado de ser una organización criminal, ha estado estancado durante los últimos tres años, pero actualmente está resurgiendo con acciones militantes y espectáculos políticos grotescos bajo el nacionalismo creado por el Acuerdo de Prespes [2]  firmado por Alexis Tsipras, el Primer Ministro griego y su homólogo del norte de Macedonia.

    El peligro de un cambio enorme hacia la derecha en las próximas elecciones al Parlamento Europeo es real. [3]  Y las elecciones al PE serían solo el comienzo. La extrema derecha no apunta a una salida de la UE a pesar de su antiglobalización histérica y sus gritos euroescépticos. La extrema derecha apunta a una transformación de la UE en una unión autoritaria de estados nación que continuará sirviendo al orden neoliberal pero terminará de una vez por todas con la democracia. ¡El gobierno húngaro bajo Orbán está promoviendo en este momento una nueva ley laboral que permite a los empleadores exigir hasta 400 horas de tiempo extra por año y el derecho a pagar este tiempo extra incluso tres años después!

    Sin embargo, el autoritarismo no se mueve sin trabas y es aquí donde la izquierda política necesita prestar atención. La resistencia popular surge de muchas maneras diversas y ciertamente impredecibles a través de eventos marcados por su singularidad. Europa está en llamas acciones colectivas, como el levantamiento de los chalecos amarillos [4] que ha llevado a la política francesa a una agitación imprevista, el movimiento estudiantil en Albania exigiendo educación pública gratuita y el control democrático de los estudiantes sobre el funcionamiento de la universidad y las protestas populares húngaras llamadas "Feliz Navidad al Sr. Primer Ministro" contra la nueva ley laboral (15.000 personas marcharon el domingo por Budapest y después de la protesta, la gente se dirigió a la sede de la televisión estatal, mientras que un grupo de parlamentarios exigía una lista de demandas leídas en directo).

    La izquierda europea debe actuar en consecuencia si reconocemos que una de las tareas más importantes que debemos realizar es detener el ascenso de la extrema derecha. Debemos utilizar las elecciones al Parlamento Europeo y la campaña electoral como una oportunidad para presentar un plan estratégico de la izquierda radical para Europa basado en la igualdad, la justicia social, los derechos sociales, políticos y laborales de los pueblos y la democracia en el marco de una concepción contemporánea del internacionalismo socialista. La izquierda es el actor político que puede unir a todas las fuerzas democráticas y progresistas en Europa contra el surgimiento de la ola más xenófoba, nacionalista, autoritaria, sexista y darwinista social de nuestros tiempos.

    Después del estudio que hemos publicado bajo el título "El Partido de la Izquierda Europea, DiEM25 y la Campaña Transnacional de Jean-Luc Mélenchon hacia las elecciones europeas en 2019" [5], actualmente estamos iniciando el Proyecto de monitoreo de elecciones al PE como un esfuerzo colectivo de nuestra red para observar los desarrollos hasta mayo de 2019, pero también después de los resultados electorales y la nueva composición del Parlamento Europeo. Nuestro objetivo es lograr una imagen más o menos clara del marco político en cada país europeo antes de las elecciones y en una etapa posterior, después de ellas.

    Al ser una red de fundaciones y organizaciones políticas de más de 20 países europeos, creemos que tenemos la capacidad de observar el proceso de campaña de las elecciones europeas desde la perspectiva de la izquierda para a) analizar el panorama político en el que tienen lugar las elecciones y b) producir conclusiones fructíferas para nuestros partidos políticos y el Partido de la Izquierda Europea después de los resultados electorales basados en una metodología que toma en consideración las condiciones preelectorales. El papel de Transform sería utilizar los datos y los análisis de los respectivos países para formular un marco amplio y analítico de lo que realmente significan las elecciones europeas para Europa y dónde se encuentra la izquierda. El proyecto se alojará en nuestro sitio web, lo que incluye también la colaboración con medios que se inclinan hacia la izquierda durante el día de las elecciones. ¡Enero de 2019 es la fecha de inicio del proyecto y les mantendremos informados sobre sus pasos concretos!

    Traducción: José Luis Martínez Redondo

     


    Referencias

    [1] 27% admitem mudar voto para a extrema-direita, www.jornaldenegocios.pt

    [2] Ver más en el artículo de Michalis Bartsidis publicado en nuestra web;

    [3] Baier W., The Neo-fascisist Parties like the FPÖ don’t Believe in Democracy

    [4] Ver más en el artículo de Paul Elek publicado en nuestra web

    [5] Publicado en nuestra web


Related articles