• Elecciones parlamentarias en la República Checa
  • Un otoño negro para la izquierda checa

  • Por Jirí Málek | 13 Nov 17 | Posted under: Europa Central y del Este , República Checa
  • Los días 20 y 21 de octubre se celebraron elecciones parlamentarias en la República Checa. El populista movimiento ANO 2011 logró la mayor parte de los votos, principalmente mediante la aplicación de estrategias inteligentes de marketing durante la campaña electoral. La izquierda checa, sin embargo, sigue la tendencia europea a la baja.

    ANO 2011 es el claro ganador de las elecciones. Es un movimiento político basado en el movimiento anterior Acción de Ciudadanos Insatisfechos; 'Ano' significa 'sí' en checo. Se declara como un actor de centro o centro derecha y es miembro de ALDE en el Parlamento Europeo

    ODS, el Partido Cívico Democrático, ocupa el segundo lugar. Es un partido tradicional conservador y euroescéptico de derecha. A este partido le siguen de cerca los Piratas, que se pueden ver como un clon checo de los partidos piratas occidentales, pero tienden a ser más orientados a la derecha ("anticomunistas"). Es un partido sin objetivos políticos claramente definidos que solía estar representado solamente en los gobiernos municipales y regionales. El SPD (Libertad y Democracia Directa) alcanzó casi tantos votos como los Piratas. El partido es el resultado de la división del partido USVIT que estuvo representado en el Parlamento entre 2013-2017

    Otros dos partidos lograron alcanzar el 5% necesario para tener representación en el parlamento: TOP 09, un partido derechista proeuropeo y STAN (Alcaldes e Independientes), un movimiento político que comenzó como una organización de base a nivel municipal y luego se activó también a nivel nacional. Es un miembro de la fracción EPP en el Parlamento Europeo. Estos dos partidos habían ido juntos a las elecciones anteriores y habían alcanzado 26 escaños, pero decidieron presentarse esta vez por separado.

    Los Verdes sólo alcanzaron el 1.46% de los votos y, por lo tanto, no estarán representados en el Parlamento. La participación electoral total fue del 60.84%, lo que representa un ligero aumento en comparación con las últimas elecciones (2013: 59.48%).

    Un análisis provisional de las elecciones

    Las elecciones han confirmado que los partidos (radicales y moderados) de la izquierda checa básicamente siguen la tendencia general europea de los movimientos izquierdistas (aunque con cierto retraso). Esta tendencia no se limita solo a la caída de los resultados electorales, sino que incluyen el cambio de la percepción de la izquierda por parte del público en general.

    En el panorama político checo, hay dos partidos de izquierda: los socialdemócratas y el Partido Comunista. Ambos partidos han existido por un tiempo relativamente largo. Además de depender de sus partidarios principales, ambas partes llegan a un amplio espectro de votantes con una afiliación bastante flexible hacia ellos, si es que tienen alguna.

    La diferencia entre ellos es que la socialdemocracia es un partido reformista tradicional que trabaja para lograr un "capitalismo mejorado", un concepto que la opinión pública percibe como el "estado de bienestar". Los politólogos definen al Partido Comunista como un partido antisistémico que lucha por un cambio profundo en el orden político con el objetivo estratégico de implementar el socialismo (aunque bastante definido). En sus documentos y discursos, el Partido Comunista enfatiza que cualquier cambio social sistémico que pueda requerirse debe basarse en decisiones democráticas de los ciudadanos.

    En la República Checa, el Partido Verde no se asocia generalmente con la izquierda. En cuanto a algunos de sus valores, este partido está más cerca de la visión izquierdista del mundo. Sin embargo, su historial de actividades relacionadas con la participación en la coalición gubernamental de 2006-2008 estuvo claramente dominado por decisiones derechistas, quizás centristas

    Euroescepticismo checo

    La sociedad checa puede considerarse bastante euroescéptica. Por ejemplo, aunque el 65% de la población checa considera que la integración de la UE checa en términos de defensa es positiva, en términos de actividad política, este porcentaje llega solo al 38%. Por el contrario, el 69% de los checos comparten la opinión de que la gobernanza de la UE no beneficia a su país. Por lo tanto, no es sorprendente que incluso los partidos de derecha o los que se declaran pertenecientes a la derecha del espectro político tiendan a ser los primeros  euroescépticos o, al menos, se distancien claramente de un énfasis excesivo en la integración europea (especialmente dentro de la UE). Por ejemplo, durante mucho tiempo el Partido Comunista ha estado persiguiendo el objetivo de iniciar un referéndum sobre la membresía del país en la UE, y sigue hablando de dejar la OTAN. Las encuestas sociológicas, sin embargo, indican que estas decisiones cruciales de naturaleza geopolítica no tienen un apoyo sustancial entre los votantes checos (además, la membresía en la OTAN se percibe más positivamente que la de la UE).

    Un total de 31 partidos y sujetos políticos participaron en las elecciones de este año, y solo dos de ellos pueden clasificarse como "izquierdistas" según criterios estándar, los dos que hemos mencionado anteriormente. Se estableció un nuevo tipo de registro con nueve partidos y movimientos logrando ingresar al Parlamento. La composición de edad de los votantes ha cambiado. Los resultados preliminares muestran que la participación de este año de la generación joven y de mediana edad fue más significativa que anteriormente

    La proporción de simpatizantes de izquierda sigue disminuyendo

    Analizando los resultados electorales para los comunistas checos y los socialdemócratas se pueden distinguir dos tipos de votantes. El primer grupo consiste en los llamados "votantes de convicción". El segundo comprende votantes que expresan su desacuerdo con diversos aspectos de la vida social o económica al votar por un partido de izquierda. La investigación sociológica sugiere que la auto-alineación de las personas con la izquierda o la derecha del espectro político tiende a disminuir a largo plazo. La participación de los votantes que se asocian con la izquierda radical asciende a aproximadamente el 7,5%, con los moderados el 11,2% y con el centro-izquierda el 8,2%. 35.4% de los votantes se asocian con varios tipos de partidos de derecha; 20.0% con el centro-derecha. 27.4% se consideran centristas, y 10.3% no muestran preferencias (datos: mediados de 2017). Los análisis a largo plazo muestran que la proporción de simpatizantes de izquierda sigue disminuyendo. En 2012-13 constituyeron más del 40% del electorado total comparado con un escaso 27% este año. Los votantes que se asocian con la derecha no han cambiado en los últimos tres años, pero el 'centro' ha crecido significativamente.

    La “nueva izquierda y los Piratas

    Ambos partidos de izquierda también sufren el vaciamiento de sus ideas conceptuales. Un ciudadano común a menudo encuentra difícil identificar la naturaleza izquierdista de las acciones y el comportamiento de, por ej. de representantes de estos partidos en diversas estructuras estatales (gobiernos regionales, municipalidades, etc.) a pesar de la retórica izquierdista asociada a ellos. Otros grupos izquierdistas, que son parte de la llamada nueva izquierda, ni siquiera intentaron participar en estas elecciones. Es más bien un grupo de intelectuales que emergen de la clase media (principalmente en las ciudades) sin una estructura organizacional más fuerte. Su red de enlaces sueltos y sus actividades ad hoc ni siquiera consiguen hacerlos aptos para el concurso electoral. En este contexto, también vale la pena discutir el estado del Partido Pirata. M. Vrba, un periodista checo, describió bastante bien su éxito fenomenal actual: "[Los piratas] ... representan un tumulto post-ideológico que no implica un cambio en el contenido de la política sino en su forma". Los Piratas lograron obtener muchos votos de las generaciones jóvenes, predominantemente en las ciudades, exactamente en los lugares donde la llamada nueva izquierda tiene su base.

    ¿Han sido los votantes presa de las estrategias de marketing?

    El electorado principal tradicional de la izquierda (y sobre todo el KSČM) es la generación más vieja, los que están sofocados por el sistema neoliberal actual y se ven muy afectados por su gobierno.

    Sin embargo, una cosa parece estar bastante clara: los ciudadanos checos han expresado su renuencia a votar por las "viejas" prácticas de los partidos tradicionales. Sin embargo, la pregunta sigue siendo si no han sido presa efectiva de las prácticas inteligentes de marketing de las nuevas entidades, especialmente ANO. También resulta que los votantes perciben a las autoridades judiciales y policiales como no fiables. Esta es la única explicación del hecho de que, después de que la policía presentara cargos penales por malversación de fondos europeos contra dos figuras clave de ANO, incluido su presidente, unas semanas antes de las elecciones no se ha producido una pérdida de votos, sino más bien un incremento de los resultados. Una parte significativa de la población cree que prácticas similares han sido llevadas a cabo por los partidos gobernantes (incluidos los socialdemócratas) sin despertar la atención de las autoridades policiales.

    El muy buen resultado del SPD puede atribuirse no solo a su enfoque 'nacionalista', anti-islamista y antiinmigrante, sino también al hecho de que ha acentuado fuertemente las soluciones que, al menos formalmente, darían a los ciudadanos una mayor oportunidad de intervenir en asuntos públicos (referéndums etc.).

    Perspectivas

    El primer shock, sin embargo, ha pasado y los sujetos de izquierda están comenzando a pensar en los próximos pasos. También hay algunos partidos de derecha que perdieron parte de su aprobación electoral y también están evaluando sus perspectivas. Los líderes en muchos partidos ya han declarado su renuncia a puestos de liderazgo. Resulta que una de las lecciones aprendidas de la crisis pasada y los cambios sociales emergentes es que el capitalismo global se ha fortalecido. Mientras que algunas fuerzas esperaban utilizar el desarrollo de crisis para implementar al menos parte de sus objetivos, ellos mismos estaban en una crisis de la cual ahora están encontrando un camino para salir.

    Resultados electorales en detalle

     

    Partido o movimiento

    Resultados en % (2017)

    Diputados en el parlamento / cambios (2013–17)

    ANO 2011

    29,64 %

    78/+31

    ODS

    11,32 %

    25/+9

    Pirates

    10,79 %

    22/+22

    SPD

    10,64 %

    22

    CPBM

     7,76 %

    15/-18

    CSSD – Social democrats

     7,27 %

     15/-35

    KDU-CSL – Christian democrats

     5,81 %

    10

    TOP 09

     5,31 %

     7

    STAN

     5,18 %

     6


    Traducción
    : José Luis Martínez Redondo


Related articles